Make your own free website on Tripod.com
Qué es ProSer?

Home

Qué es ProSer?
Quienes somos ProSer?
Cómo hacer ProSer?
Mensajes 'ProSerianos'
Cartelera
Vínculos
Como contactarte?
ProyectoSerHumano

Hoy somos muchos en todo el mundo los que pensamos que debe haber un cambio, que esta realidad nos está consumiendo, que ya nuestra vida no es lo que era y a veces pensamos que hasta nosotros no somos los que éramos.

Si Ud., es uno de ellos, lo invito a continuar leyendo, si está dudando, guarde este e-mail hasta que pueda reservar un ratito para leerlo y si no, no me gustaría hacerlo perder tiempo, pero ¿quién le dice que no descubre que hay por lo menos un par de cosas con las que está de acuerdo?:


No he perdido la ilusión de un mundo mejor. Siguen vivos mis mejores sueños adolescentes, que albergaban un mundo más justo, libre, solidario, pacífico, igualitario... y tantas cosas lindas más. Viví la utopía de los años 60, manteniendo, hasta hoy, lo más posible, sus bondades y descartando sus lados oscuros. Creyendo que el AMOR reinaría, finalmente, por sobre el odio y las divisiones.

Ha pasado el tiempo y el mundo no está mejor, ha cambiado hacia atrás.

Quiero luchar, pelear, pero con las buenas armas, las del pensamiento positivo que dé paso a la acción NO-VIOLENTA. La idea es juntar voluntades afines, para lograr poder de acción. Sueño con cambiar esta sociedad tan inhumana, tan mercantil, tan despersonalizada. Quiero hacer realidad este sueño. Quiero ver, aunque más no sea, el inicio de ese cambio. Y no me pongo limites. ¿Dónde llegar?, depende solo de uno, del esfuerzo, de las convicciones y de la perseverancia.

Mi invitación, no tiene ideología, no diferencia religiones. Con la sola idea de construir, de pensar que a partir de ahora el ser humano debe ser lo más importante, que nunca más sea la variable de ajuste de nadie ni de nada. Que el ser humano creado por Dios, la naturaleza o alguna fuente de energía, es un ser que ha venido a vivir dignamente, algunos ricos, otros no tanto, otros pobres, pero dignos y donde exista de una vez por todas el bien común. Es el bien común el que permite vivir en armonía, es el que vela por la carencia de algunos para suplirla y justamente ahí esta la devolución de la dignidad.

No es digno:

Que los niños estén desnutridos.
Que la gente no tenga vivienda.
Que la sociedad no pueda acceder a recibir atención sanitaria, educación, seguridad.
Que la gente no trabaje.
Que los que han trabajado toda la vida hoy se mueran de hambre.

Ni es digno:
Vivir aterrado, pensando que en cualquier momento uno va a ser atacado...

Esta es una empresa muy difícil, con muchos obstáculos, con una entrega de uno mismo enorme, pero para saber si se está dispuesto, se necesita contestar una sola pregunta: ¿vale la pena todo el esfuerzo, el cansancio, los no que se recibirán, para tratar de que un día un niño me regale una sonrisa, un anciano se sienta confortado, para vivir en una sociedad de la que no reneguemos, para que no tengamos la vergüenza de decir que la condición de ser humano al fin y al cabo no nos diferencia de la de las bestias?

Por esto, los convoco a pensar para crear una nueva forma de vivir, donde TODOS vivamos mejor. Aquí al lado o en la China. Donde sea.

El comienzo: sencillo. Conectémonos a través de este espacio en la web.

Lo primero que se me ocurre es generar un debate de ideas positivas y creativas, para salir de esta crisis argentina y mundial, que estamos padeciendo cada día que pasa un poco más. Que cada uno aporte, en el área de su interés, al servicio de algo mejor. Generar proyectos concretos en cada área que vaya surgiendo. Y no importa si cada área es llevada adelante por una persona o por un grupo de trabajo. Esto es solo el comienzo. El fin es empezar a generar un cambio, primero en nosotros mismos y en nuestro entorno y, luego, en la sociedad cercana y, por fin, en la global.

El comienzo que les propongo es desde este sitio en Internet; cómo seguimos...... no pongamos limites!!!. Y no pensemos que esto es un sueño demasiado loco y amplio, muy lejano.... Tantos grandes cambios, en la humanidad, comenzaron con cosas muy pequeñas. Nos faltan tantas cosas, necesitamos tantas otras, estamos mal y... no hacemos nada, o muy poco... Es hora de reaccionar, de despertar, de resurgir.

Cuando sueño solo, es solo un sueño. Cuando soñamos juntos, es el comienzo de una realidad - Monseñor Dom Helder Cámara (Obispo Emérito de Recife Brasil).

Otra Argentina es POSIBLE!! - Otro Mundo es POSIBLE!!

Mensajes Iniciales de ProSer

Tengo 53 años y no he perdido la ilusión de un mundo mejor. Siguen vivos mis mejores sueños adolescentes, que albergaban un mundo más justo, libre, solidario, pacífico, igualitario... y tantas cosas lindas más. Donde todos fuéramos más hermanos. Viví la utopía de los años 60, manteniendo, hasta hoy, lo mas posible, sus bondades y descartando sus lados oscuros. Creyendo que el AMOR reinaría, finalmente, por sobre el odio y las divisiones. Sin drogas, alcohol ni locuras, con responsabilidad.
Ha pasado, por mi vida, mucha agua bajo el puente. Y el mundo, el de al lado, el de lejos, no esta mejor, ha cambiado hacia atrás. Pero, como dije al principio, no pierdo las esperanzas, no quiero bajar los brazos, sino levantarlos aún más. No acepto ser masa, quiero ir contracorriente. Quiero luchar, pelear, pero con las buenas armas, las del pensamiento positivo que de paso a la acción NO-VIOLENTA. No deseo, en principio, un movimiento político. La idea es juntar voluntades afines, para lograr poder de acción. Sueño con cambiar esta sociedad tan inhumana, tan mercantil, tan despersonalizada. Quiero hacer realidad este sueño. Quiero ver, aunque más no sea, el inicio de ese cambio. Y no me pongo limites. El límite es el infinito. ¿Dónde llegar?, depende solo de uno, del esfuerzo, de las convicciones y de la perseverancia.
Por esto, les propongo, a quienes tengan mi edad, o sean mayores o menores. Profesionales o no. Mujeres y hombres. Estudiantes, científicos, obreros. Filósofos y poetas. Creyentes y no creyentes. Negros, blancos o amarillos. A todos los hombres de buena voluntad que pudieran tener los mismos anhelos. A todos los convoco a pensar para crear una nueva forma de vivir, donde TODOS vivamos mejor. Aquí al lado o en la China. Donde sea.
El comienzo: sencillo. Conectémonos a través de este espacio en el web, desde donde los invito. Luego vendrán todos los demás. Y todo lo demás. Comencemos a caminar, con pasos cortos y seguros, vayámonos conociendo. Los espero........

Cuando sueño solo, es solo un sueño. Cuando soñamos juntos, es el comienzo de una realidad.
Monseñor Dom Helder Cámara.

Otra Argentina es POSIBLE!! - Otro Mundo es POSIBLE!!

Roberto Ariola.

ProSer - Proyecto Ser Humano.


Se puede cambiar el mundo?

No lo sé, pero no quisiera quedarme con la duda.
Es decir, para mayor exactitud: puede cambiar la manera de ser, la esencia, el ser interior de sus integrantes?
Creo que no. Pero quizá pueda ser que la preponderancia la tengan, como dicen los chicos, en una película de guerra, los buenos. ¿Quiénes son los buenos? No son los de derecha ni los de izquierda. Ni los lindos ni los feos. Ni los ricos ni los pobres. Ni los famosos ni los anónimos. Ninguna de esas características hacen buena a una persona. La bondad, la decencia, la solidaridad, las ganas de construir, el cuidado del otro, no tiene ideología. Simplemente es. Ojalá se pudiera hacer un censo que diera por resultado la población decente y la corrupta. Estoy segura que la corrupta es un porcentaje mínimo, lo que sucede es que es tanto el daño que provoca, es tanto el dominio que alcanza, es tanto el poder, que parece que de los 37 millones de argentinos, 36 millones fueran indecentes, estuvieran en los negociados, robaran, asesinaran, violaran... Y así sucede con todo el mundo, de los seis mil millones de seres humanos que habitan este planeta una mínima proporción es dañina, pero se nota mucho, trasciende mucho y para colmo, en este bendito postmodernismo, se ha globalizado. Bueno, globalicemos lo contrario, contrarrestemos lo malo, erradiquemos la putrefacción que parece anidar en todos los ámbitos. No parafraseo a S. Bullrich, no digo Mañana digo basta. Hoy digo basta.
Es mi invitación, sin ideología, sin diferenciación de religiones, sin proscripción de ateismo, sin violencia. Con la sola idea de construir, de pensar que a partir de ahora el ser humano debe ser lo más importante, que nunca más sea la variable de ajuste de nadie ni de nada. Que el ser humano creado por Dios, la naturaleza o alguna fuente de energía, es un ser que ha venido a vivir dignamente, algunos ricos, otros no tanto, otros pobres, pero dignos y donde exista de una vez por todas el bien común, aquel famoso bien común que aprendimos en los años de enseñanza media y que hoy, con el correr del tiempo y todos los acontecimientos que se han vivido, parece un concepto muerto. Es precisamente el bien común el que nos salvará. Es el bien común el que permite vivir en armonía, es el que vela por la carencia de algunos para suplirla y justamente ahí esta la devolución de la dignidad.
No es digno:
Que los niños estén desnutridos.
Que la gente no tenga vivienda.
Que la sociedad no pueda acceder a recibir atención sanitaria, educación, seguridad.
Que la gente no trabaje.
Que los que han trabajado toda la vida hoy se mueran de hambre.
No es digno:
Vivir aterrado, pensando que en cualquier momento uno va a ser atacado... por un ladrón? Quizá si, quizá no, sin hacer apología del delito, ese que me ataca y que tiembla de miedo tanto como yo al ser atacado, no será un ser desesperado, que no tiene otra posibilidad más que quitar lo ajeno para poder dar algo a los suyos.
No será ese que me ataca con una frialdad pasmosa, aquel que ha tomado algo para envalentonarse y poder llevar a cabo algo que, en plena conciencia, no haría. No voy a ser tan ingenua de creer que la delincuencia no existe, pero... todos los que se apropian de algo de otro, lo hacen por el mero hecho de sacar para su provecho y no conseguir lo mismo, pudiendo, de una manera legítima?
Esta es una empresa muy difícil, con muchos obstáculos, con una entrega de uno mismo enorme, pero para saber si se esta dispuesto, se necesita contestar una sola pregunta: vale la pena todo el esfuerzo, el cansancio, los no que se recibirán, para tratar de que un día un niño me regale una sonrisa, un anciano se sienta confortado, para vivir en una sociedad de la que no reneguemos, para que no tengamos la vergüenza de decir que la condición de ser humano al fin y al cabo no nos diferencia de la de las bestias?

Cecilia Mendiguren.


Hace pocos días, recibieron una invitación a integrarse a un sueño llamado ProSer (Proyecto Ser Humano). Muy pocos me respondieron y se agregaron y ninguno de estos me sorprendió, es mas, eran quienes yo esperaba. Pero, aun ellos, me dieron una respuesta tipo de compromiso, algo así como bueno, me suscribo y ahí queda todo...... , Quiero, a través de esta, volver a invitarlos, no ya con el texto inicial, sino con algo mas concreto: las primeras ideas que se me ocurren para generar, en principio desde este lugar en la red virtual de Internet y luego en forma mas personal, un debate de ideas positivas y creativas, para salir de esta crisis argentina y mundial, que estamos padeciendo cada día que pasa un poco más. Que cada uno ponga su materia gris en funcionamiento, en su especialidad, al servicio de algo mejor. Generar proyectos concretos en cada área que vaya surgiendo. Y no importa si cada área es llevada adelante por un/a especialista o por un grupo de trabajo. Y esto es solo el comienzo. El fin es empezar a generar un cambio, primero en nosotros mismos y en nuestro entorno y, luego, en la sociedad cercana y, por fin, en la global. O sea, ideas para empezar que generen acción para avanzar y llegar a un fin más placentero para todos, para el ser humano, como individuo que vive, siente, sueña, lucha, sufre, espera, desea, etc...
El comienzo que les propongo es desde este sitio web; cómo seguimos...... no pongamos limites!!!. Y no pensemos que esto es un sueño demasiado loco y amplio, muy lejano.... Los grandes cambios, en la humanidad, comenzaron con cosas muy pequeñas, muchas veces generadas por una sola persona... o dos....., no mas.
No sé si les pasa, esto es sinceramiento puro, pero siento que a mis 52 años, a mi vida le falta algo importante por hacer, un vacío para llenar, un sueño grande por concretar. Toco, casi con mis manos, algo así como una parte inútil de mi vida. Y me golpea y me cuestiona cada día....... Y esto esta motorizando esta linda aventura que quiero emprender. Nos faltan tantas cosas, necesitamos tantas otras, estamos mal y...... no hacemos nada, o muy poco... Es hora de reaccionar, de despertar, de resurgir.
Amigos, todo esto no es cháchara, aunque lo parezca. Los invito a intentarlo...........

Roberto Ariola.